Naufragio de galeras en La Herradura II

Estándar

   Las 28 galeras al mando de Don Juan de Mendoza se situaron en la cara Oeste de La Punta de la Mona, al abrigo del levante. Pero de pronto el viento cambia de suroeste, el temido por la gente de la mar Jorno lebeche. Y se produjo el gran temporal, con tal violencia que no da tiempo a levar anclas y salir de la bahía de La Herradura ni dar la vuelta a la punta de la Mona. Entonces sobrevino el caos estrellando las naves entre ellas y contra las rocas y arrastrando los restos hasta la playa. Solo se pudieron salvar las tres galeras que estaban al final de la formación. Las más alejadas de la playa

Las galeras eran naves muy robustas pero muy difíciles y lentas de maniobrar, algo así como los tanques de la mar de la época. Tenían una especie de aguja en la proa acabado en una masa metálica (el fierro) con la que embestían, agujereaban el casco del enemigo y una vez enganchados, usaban de pasarela para abordarlos.

Yo que soy de aquí y he tenido ocasión de ver la furia de la mar, incluso alguna vez me ha pillado un cambio de viento navegando, os aseguro que da miedito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s